El espíritu tecnonavideño

Entre el mar de tradiciones, ritos y costumbres, productos de todas las religiones que existen, la Navidad occidental, tal como la festejamos en Colombia, debe basarse en el afecto con las personas queridas. Bueno, esa es la idea que nos venden “literalmente”. Un momento para abstraernos del agite de cada año, prepararnos para darle fin al ciclo anual junto con personas especiales a través de una cena o una reunión que fortalece los lazos. La Navidad tiene mucho poder y más tarde que temprano nos logra embriagar de emociones, de bondad y perdón. Por Leonardo Guzmán  Lee más en Las 2 Orillas

Feedback

Deja un comentario