¿Democracia en línea?

Como es bien sabido el tristemente célebre proyecto de ley 241 conocido como “Ley lleras” (#LeyLleras), que regula la forma como se exonerarán de responsabilidad los proveedores de servicios por las posibles infracciones de los usuarios al régimen de derechos de autor en Internet, ha pasado su primer debate, de cuatro, en el Congreso. El proyecto de ley ha levantado una gran polémica entre usuarios desde que fue presentado, y no es para menos considerando la controversia que leyes similares, aprobadas en otros países, han tenido por cuanto las mismas han servido también para generar una suerte de cacería de brujas, dando pie a la violación de derechos fundamentales.
Las reacciones de rechazo de los internautas no se han hecho esperar, y han exigido espacios de concertación y discusión de esta ley. Como respuesta, el gobierno ha dispuesto la página web www.democraciaenlínea.co con el propósito de poder recibir las observaciones de los ciudadanos y abrir espacios virtuales para la discusión de la Ley.
Sin embargo a pesar de las muy buenas intenciones del gobierno se hace necesario señalar ciertas falencias de la plataforma y metodologia. El sitio no consigue el propósito anteriormente mencionado, el espacio no parece ser lo suficientemente amplio para poder atender las sugerencias que llevan los ciudadanos en general ¿las razones? sencillas. Primero, el sitio dispuesto por el gobierno  colombiano está atado a leyes de la DMCA (Estados Unidos); el usuario está obligado a registrarse con su cedula de ciudadanía y no es que sea malo hacer un registro fidedigno de quien ingresa, sino que muchas personas quedan por fuera, por ejemplo colectivos sin identificación y personas que no deben ser obligadas a dar su información si no lo desean, pero que están en todo su derecho de participar en el proceso de discusión, el cual el gobierno había dicho que seria abierto para todos quienes estuviesen interesados.
Superado este impase, y si uno en todo caso decide participar, dentro del sitio nos encontramos con la posibilidad de foros y chat, lo cual está muy bien pero falta orden, no se responde necesariamente en hilos, siguen ausentes los promotores del diálogo en estos espacios que hilvanen y den seguimiento a las intervenciones. Ahora en cuanto al chat, se trata de una herramienta en flash que es imposible de seguir, no permite dejar registro y no hay un buen moderador que dirija el diálogo. Es muy poco productivo un espacio para que los senadores y la Dirección Nacional de Derecho de Autor respondan dudas durante dos horas semanales en horario incomodo para quienes pueden estar laborando, o cumpliendo otras obligaciones y no pueden discutir la ley, por lo que no llega a haber ni 30 personas discutiendo en un espacio supuestamente abierto y para la construcción de un proyecto concertado. En los chats son recurrentes ideas como: «todo lo quieren gratis», «compartir es igual a robar», «es que no hay propuestas», «es que critican todo» y similares para descalificar, por no decir agredir, a quienes esten en contra de la Ley y frustran cualquier intento de concertacion el cual se supone es el verdadero espiritu de este espacio (Juzguen ustedes). Además es increíble que se argumente la ausencia de propuestas, si desde que el  proyecto fue presentado el semestre pasado muchas han sido las  propuestas generadas por diversos sectores como las del senador Camilo Romero, los comentarios de este colectivo, los del grupo Recrea, e incluso observaciones realizadas dentro de los mismos foros de democracia en linea 
Ahora bien, aun así, el sitio ha conseguido atraer y proponer discusiones que desafortunadamente no quedan reflejadas en un sistema compresivo de relatoria. Se había indicado que se haría cada semana, pero solo ayer los senadores presentaron un primer documento (2 semanas después) y no incluye relatoria. El documento es sobre sus propuestas de ajustes sin explicación alguna ni seguimiento de la discusión, sin exponer los por qué y en una decisión que está sujeta a la Secretaría Técnica de la Dirección Nacional de Derecho de Autor y Mininterior, responsables del proyecto original. Creemos que es posible un proceso mejor y nuestro referente de que se puede es Marco Civil en Brasil, por lo que sabemos que se puede mejorar!
Una primera mirada al último documento, a las modificaciones propuestas por los senadores ponentes, que se encuentran en: nos muestran que sólo les llamó la atención una de muchas críticas que se formularon, no parece que hubieran tenido en cuenta las preocupaciones de los ciudadanos en la plataforma ni, afortunadamente, las de APDIF. Aunque aplaudimos el esfuerzo por la transparencia  el cambio sustancial de la propuesta de ajuste de los senadores ponentes se concentra en especificar que la reincidencia se da por dos sentencias judiciales que declaren a un usuario infractor pero el hecho es que siguen contemplando la desconexión.El texto propuesto entonces sigue teniendo los problemas que ya hemos mencionado en el pasado.
Se mantienen una serie de preguntas y comentarios:
1. ¿Quién va a manejar los datos de reincidentes? y ¿Cómo?.
2. ¿Qué pasa con las excepciones y limitaciones que permitan evitar abusos contra usuarios? y ¿Cómo las considerara la ISP sin que tenga que hacer un juicio legal?
3. ¿Por qué no se explora un sistema notificación – notificación como en otros países?.
3. ¿Cómo se puede prever que una cuenta puede ser utilizada por terceros, como en el caso de una red inalámbrica? y ¿cómo se maneja el tema de que una dirección IP no es una persona?.
4.  Que en Colombia hubo un escándalo de interceptaciones ilegales que puso en peligro la vida de muchas personas lo que valida la preocupación por el tema de privacidad.
5. Que Colombia es un país cuya situación socio económica no puede dejar de lado la necesidad de la población de acceder a bienes culturales.
6. Que la censura está prohibida.
7. Que Colombia no puede moldear leyes que violan derechos fundamentales solo por cumplir con el TLC.
8. Que el mismo TLC SI contempla excepciones.
9. Que Colombia es un Estado SOCIAL de derecho por lo cual las exigencias de los usuarios pesan igual que las de los autores y el garante es el juez.
10. Que el acceso a Internet es cada vez más un derecho fundamental, como la ONU ya lo ha manifestado
11. Que se desconoce la naturaleza de Internet su origen y posterior desarrollo.
12. Que no hablamos de gratis sino de libre.
13. Que en la discusión  faltan los artistas.
De lo anterior se puede agregar que no es gratuito exigir respeto a la privacidad ya que por no ir mas lejos, aqui en Colombia es de conocimiento publico, el escandalo de interceptaciones ilegales que se destapo hace algun tiempo, del cual se ha documentado muy bien que la vida de muchas personas se puso en riesgo. Siendo que fue un ente estatal el que hizo dichas interceptaciones, es escalofriante siquiera imaginar qué sucederia si una empresa privada tuviera una bomba de tiempo de datos privados.
Ni mucho menos es gratuito pedir accesibilidad a los bienes culturales, en un país donde en muchas partes no hay otra cosa que no sea un computador y acceso a internet, lo cual va mucho mas alla de tener la ultima cancion (para eso está la radio) o ultima pelicula (para eso está el cine) o como muchos intransigentes dicen: todo lo quieren gratis. Muchas personas han encontrado en un internet sin fronteras una forma de satisfacer su curiosidad a pesar de las limitaciones economicas, politicas y sociales.
Seguiremos participando en el proceso, incluso si no nos gusta, y esperamos que los senadores efectivamente consigan hacer honor a su compromiso y logren un proceso transparente, que busquen consensos con una ley que cumpla el marco legal colombiano para todos.
Diego Camilo Peña Ramirez
@diegonimus2308

Feedback

Comments

3 Responses to “¿Democracia en línea?”
  1. Mario Chaves dice:

    Buenas noches. Mi nombre es Mario Chaves y soy un estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de la Sabana que está grabando un reportaje sobre el proyecto de ley que regula los derechos de autor en internet. La razón por la que le escribo es para pedirle que me conceda una entrevista para conocer su opinión sobre dicha ley, porque quiero tener todos lo puntos de vista posibles de la iniciativa.

    Agradezco se atención y colaboración, y espero atentamente su respuesta.

    Un saludo, Mario Chaves

Deja un comentario