Acceso abierto, la gran alternativa

Por: 

Hace más de un año un anuncio de la universidad de Harvard estremeció a la comunidad académica: la universidad no estaba dispuesta a seguir pagando los altos costos que implica el acceso a las publicaciones de las editoriales de mayor prestigio, como Elsevier, que piden sumas elevadas para acceder a los artículos. El final de 2013 nos sorprendió con otra noticia aún más preocupante; en una ofensiva sin precedentes, Elsevier empezó a enviar cartas legales amparadas en la Ley de Copyright estadounidense pidiendo a todo el mundo, universidades, portales de publicación científica y hasta investigadores, que quitaran de sus sitios artículos que infringen sus derechos como editorial.

Lo que soporta el modelo de Elsevier es la necesidad de prestigio que hemos impuesto al trabajo de los investigadores. Para ser un investigador no basta con investigar, se debe publicar. Eso es lo que la mayoría de los sistemas de ciencia y tecnología exigen. Y publicar no es publicar en cualquier revista. Para que el artículo sea considerado como un “buen artículo” debe ser revisado por pares académicos que le den su aval y aprobación y ser publicado en una revista de prestigio. Continúa en las2Orillas.co

Feedback

Deja un comentario